NUESTRO COLEGIO

COLEGIO INMACULADO CORAZON DE MARIA

Colegio Inmaculado Corazón de María

QUIÉNES SOMOS

Somos Centros Educativos de las Religiosas de María Inmaculada Misioneras Claretianas fundadas el 25 de agosto de 1855 en Santiago de Cuba por San Antonio María Claret y la Venerable Madre María Antonia París, quienes, impulsados por el Espíritu Santo, hicieron posible el nacimiento en la Iglesia de la Congregación para ser “Una Orden nueva, pero no nueva en la doctrina, sino nueva en la práctica”. María Antonia París en sus primeros escritos esboza los fundamentos de esta Nueva Orden con estas palabras:

El principal fin de las religiosas de esta orden es trabajar con toda diligencia en el Señor en guardar la divina Ley y cumplir hasta un ápice los consejos evangélicos, y a imitación de los Santos Apóstoles trabajar hasta morir en enseñar a toda criatura la Ley Santa del Señor.”

 

De ahí que responda a la misión evangelizadora en la Iglesia, como rezan las Constituciones: “Nuestra razón de ser en la Iglesia es que Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, sea conocido y amado por todos los hombres.”

NUESTRA MISIÓN

Ofrecer un servicio educativo de calidad que se fundamenta en los principios y valores del Evangelio, en el estilo de vida de Jesús y de María Inmaculada y que hace énfasis en los avances científico-tecnológicos, la formación integral de hombres y mujeres conscientes y críticos de la realidad, para que la trasciendan con creatividad y se comprometan en la defensa de la vida, la familia, la dignidad de la persona, la política como búsqueda del bien común, la opción preferencial por la justicia, la igualdad y la solidaridad.

NUESTRA VISIÓN

Ofrecer un servicio educativo de calidad que se fundamenta en los principios y valores del Evangelio, en el estilo de vida de Jesús y de María Inmaculada y que hace énfasis en los avances científico-tecnológicos, la formación integral de hombres y mujeres conscientes y críticos de la realidad, para que la trasciendan con creatividad y se comprometan en la defensa de la vida, la familia, la dignidad de la persona, la política como búsqueda del bien común, la opción preferencial por la justicia, la igualdad y la solidaridad.

NUESTROS PROPOSITOS

El Proyecto Educativo Claretiano pretende formar personas capaces de:

Proyectar una vida coherente con los valores humano – cristianos – claretianos y desde la vida ser presencia significativa para otros

Impulsar la formación integral desde una actitud reflexiva, critica y participativa, frente a los avances y hechos científicos, tecnológicos. Culturales, políticos, sociales, y religiosos que se viven en la institución, la ciudad el país y el mundo.

Hacer de la Comunidad Educativa Claretiana una plataforma de anuncio del Evangelio del Reino.

Demostrar en las actitudes cotidianas de la vida de Familia Claretiana y hacer de lo diferente fuente de mutuo crecimiento y comunión.

Recrear y producir conocimientos orientados a comprender, explicar, investigar, transformar y valorar al ser humano y a su entorno social.

Respetar y defender la naturaleza y los recursos del planeta, mediante la sensibilización ecológica y la reducción del consumo.